Necesito un PM (o un gerente regional de ventas): ¿ficho o promociono?

Avatar

Una de las preguntas que en el seno de muchos departamentos de Recursos Humanos nos hemos hecho es precisamente ésta. Ante una vacante que es mejor, ¿promociono a alguien de la organización o ficho a un profesional de otra compañía? Cada una de las dos opciones tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

  • Contratar:
    • Esta opción me aporta aire fresco a la organización (algo que puede ser muy necesario en determinados momentos y circunstancias).
    • Es un modo de incorporar talento a la organización y, de esta manera, incrementar el pool de talento del que disponemos.
    • Suele ser un proceso bastante largo que me puede llevar varios meses.
    • La selección no es una ciencia exacta y muchas veces, a pesar de un exhaustivo proceso de selección, el profesional escogido acaba no encajando en la cultura y la filosofía de nuestra organización.
    • El proceso de onboarding y de formación inicial son relativamente largos.
  • Promocionar
    • La promoción interna es un factor motivante para los integrantes de la organización. Suele ser un factor que ayuda a la retención del talento.
    • La persona escogida conoce perfectamente la cultura corporativa y los sistemas de trabajo, por lo que su incorporación será mucho más rápida.
    • Pero ¡cuidado! El mejor vendedor no tiene por que ser un buen gerente de ventas. A lo largo del tiempo seguro que habéis podido ver promociones en las que habéis perdido un gran vendedor para obtener un mal gerente de área… El perfil que le pedimos al candidato interno debiera ser muy similar al que le pediríamos a un candidato externo.

La pregunta que nos hacemos ante esta situación sea muy similar a ésta:

¿Tengo a alguien en la compañía que pueda realizar esta función?

La repuesta, en un principio, es sencilla. O si, o no. Si tengo alguien que pueda realizar esta función lo promociono y si no lo tengo abro un proceso de selección que me permita incorporar a un profesional capacitado para la función.

Punto final… ¿o no?

¿No existe un candidato interno capacitado para ocupar esta posición o no sé si existe? ¿Tengo un sistema de detección del talento que me permita identificar, para posteriormente desarrollar, a aquellos colaboradores que tengan potencial de crecimiento?

En un momento en el que la lucha por la atracción y la retención del talento es una de las grandes preocupaciones de las organizaciones, no podemos permitirnos obviar aquel talento interno que poseemos y que, si no somos capaces de aprovecharlo, será aprovechado por otros.

Carles Giralt | Project Manager de Optimum Ventas 

Comparte!

Dejar un comentario

Contáctanos

Puedes enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search